Dra. Mila Cahue

Bienvenidos a mi página web profesional

Buscar pareja en internet: fantasías y realidades


¿Recordaríamos cuándo fue la primera vez que soñamos con nuestro príncipe o nuestra princesa?¿Cuándo fue la primera vez que imaginamos ese beso inocente?¿O el apasionado? Tendríamos que retrotraernos a etapas muy tempranas de nuestra vida, prácticamente a la niñez y a la preadolescencia, para poner fecha a esos primeros momentos en que empezamos a diseñar nuestros sueños.

Nuestras fantasías se convierten con frecuencia en nuestro refugio emocional, donde acudimos cuando la realidad exterior no nos proporciona la felicidad que anhelamos, y donde además podemos diseñarla a nuestro antojo; podemos cambiar de época, de estatus social, de posición económica, y hasta de aspecto físico. Nos convertimos en seres cuasi-perfectos que se enamoran de personas ideales en entornos donde los problemas, o no existen, o se solucionan mágica y felizmente. En realidad, esas fantasías no son más que una proyección de nuestra imaginación, y en ellas podemos ser aceptados sin condiciones, y amados sin restricciones.

El mundo de internet puede llevar a muchas personas a confundirlo con un entorno próximo a la fantasía. Las analogías son evidentes: su componente virtual (no es algo tangible, y necesita de una cierta capacidad de imaginación para poder moverse de un espacio a otro de la red); el hecho de que seamos nosotros los que tomemos la iniciativa de una acción; la capacidad para poder producirse desde la intimidad tanto física como emocional de nuestras vidas, producen un efecto análogo a Alicia en el País de las Maravillas: apretando un botón, al otro lado de la pantalla se abre una realidad virtual que hasta hace unos años solamente podía desarrollarse a través de la fantasía.

Pero un día esa fantasía se hizo realidad… virtual. Y muchas personas seguían entrando en esa realidad virtual como si se tratase de una bonita ilusión. Pensaban encontrar la misma seguridad y los mismos personajes creados por su mente, y muchos incluso tenían ante sí la posibilidad de cambiar su propia personalidad. Casi como cuando eran niños. Encontrarían al amante incondicional, a los amigos divertidos, a las situaciones favorables de un mundo amoroso y no dañino. Y cuando iban con los brazos abiertos hacia esa puerta mágica, un golpe seco les hizo volver a la dura realidad. Internet es real, no es una fantasía. Las personas son de verdad y las situaciones son parte de la vida misma.

Muchas personas se enfadan cuando internet no responde a su patrón de fantasía o imaginación, pero el hecho es que no podemos explicar lo que ocurre en la red desde la realidad de nuestro cuarto o despacho, sino desde la multiplicidad de situaciones con las que podemos encontrarnos y que responden a una realidad inmensa que es más objetiva que nada de lo que hayamos podido vivir en nuestras vidas.

¿Cómo puede ajustarse esta realidad a la fantasía sobre lo que queremos encontrar cuando entramos en la autopista on-line? Como no podemos cambiar la realidad, tenemos que trabajar con nuestras fantasías, y son varias las acciones que podemos emprender con ellas:

1-    Renunciar a gran parte de ellas (nivel inicial, en el que se conoce poco del entorno informático). Supone una gran dosis de frustración.

2-    Transformarlas y adaptarnos a nuevas formas de entender la vida, aunque nos crujan. Puede haber una gran dosis de frustración, pero también múltiples sorpresas agradables.

3-    Afirmarnos en ellas y aprender a utilizar eficazmente una inmensa plataforma llena de posibilidades. Puede resultar muy satisfactoria, pero supone un esfuerzo de aprendizaje y perseverancia a toda prueba.

La realidad es el resultado de nuestros pensamientos, y sobre todo de las acciones dirigidas por esos pensamientos. La fantasía es pensamiento sin acción. Que el amor sea una realidad o una fantasía en nuestra vida, depende de cuánto estemos dispuestos a hacer por él.   

Colaboración de Mila Cahue para MeeticAffinity

Anuncios

¿Te lo perdiste…? Léelo ahora: Qué hábitos de tu infancia debes de dejar atrás para que tu relación de pareja funcione

Primeros encuentros : lo que dicen nuestros gestos

SABER PONER A LAS EX PAREJAS EN EL LUGAR QUE LES CORRESPONDE

¿Dónde está el límite entre mi pareja y su familia?

EL AMOR: CONTROL, AUTOCONTROL O DESCONTROL

Ya te llamaré… si eso…

Potenciar lo mejor de uno mismo : La belleza es una cuestión de genética, pero tu aspecto físico depende de ti

Inteligencia Emocional. Lo importante NO es utilizar “todo” el cerebro, sino saber hacerlo “bien”

Mi CV Académico

Mi CV Profesional

Mis Libros

Mis Artículos en Prensa

Centro de Psicología Álava Reyes

Álava Reyes

Revista Clínica Contemporánea (COP Madrid)

Revista del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

Método Thinking de Psiconutrición

Busca la mejor versión de ti mismo

Sigueme en FACEBOOK

Sígueme en LINKEDIN

Sígueme en TWITTER

Sígueme en Twitter

Video: ¿Prolongamos demasiado las relaciones insatisfactorias?

Video: ¿Por qué el engañado es el último en enterarse del engaño?

Video: ¿Y si no me llama?

Video: De qué hablar y de qué NO hablar… en la primera cita

Video: El arte de SABER HACER REGALOS

Video: Encontrar la pareja ideal… ¿ideal?

Video: Aprender a manejar el RECHAZO

Video: Elegir pareja ¿tiene que salir bien a la primera?

Video: Conocer las características de internet para buscar pareja

Video: Fases para formar una relación de pareja: Introducción

Video: Fase 1: Atracción

Video: Fase 2: Incertidumbre

Video: Fase 3: Exclusividad

Video: Fase 4: Intimidad

Video: Fase 5: Compromiso

A %d blogueros les gusta esto: