Dra. Mila Cahue

Bienvenidos a mi página web profesional/Welcome to my professional webpage

Los pantalones vaqueros, la depresión y otros estados de ánimo.


¿Qué tendrán que ver los pantalones vaqueros con nuestro estado de ánimo? Es lógico hacerse esta pregunta, pues en ocasiones nos encontramos con asociaciones que nos resultan chocantes, cuando no delirantes. En este caso, el estudio se ha llevado a cabo por la Profesora de la Universidad de Hertfordshire, Karen Pine, y que se titula “La felicidad no está en los vaqueros”.

Algo que ya se sabe desde hace tiempo es que la correlación entre estado de ánimo y vestuario, especialmente las mujeres, es bastante alta. Ahora empezamos a saber exactamente qué es lo que una se pone cuando tiene esos días bajos, bajísimos: pantalones vaqueros.

El estudio se hizo con cien mujeres a las que se les preguntó qué se ponían cuando estaban deprimidas: más de la mitad de

ellas respondieron que “pantalones vaqueros”. Tan sólo un tercio respondió que se los pondría cuando se sentía feliz. El 57% además respondió que se pondría una blusa ancha, frente al 2% que lo haría cuando estuviera contenta. Lo contrario ocurre con el vestido favorito: el 62% se lo pondría cuando su estado de ánimo fuera estupendo, frente al 6% que lo haría cuando estuviera deprimida.

Karen Pine llega a la conclusión que, dada la correlación entre estado de ánimo y vestuario, de la misma manera que nos ponemos un tipo de ropa cuando estamos deprimidos, y otro cuando estamos contentos, quizá no sería mala idea intentar cambiar el estado de ánimo poniéndonos la ropa que asociamos con felicidad para encontrarnos mejor.

Los accesorios tampoco se quedan atrás. En el estudio se pudo ver que:

– el doble de mujeres se pondrían sombrero cuando se sentían felices

– el quintuple se pondrían sus zapatos favoritos (31% frente al 6%)

¿Y cuáles son las prendas que una se pondría cuando está exultante? El estudio revela en este sentido que se elegirían ropas bien hechas, que resaltan la figura, y de tejidos claros y llenos de color. Que es exactamente lo que le falta a los pantalones vaqueros, que con frecuencia están muy mal hechos y sientan mal. Es como si la usuaria hubiese perdido el interés por su propio aspecto.

Otra conclusión de la Profesora Pine: podemos ser más felices si modificamos nuestra forma de vestir, aunque esto suponga tener que llevar los vaqueros al fondo del armario.

Para saber más sobre el trabajo de la Profesora Pine (junto con el Prof. Ben (C) Fletcher), el pasado mes de Enero de 2012, la Editorial University of Hertfordshire Press publicó su libro:

“FLEX: Do Something Different. How to use the other 9/10ths of your personality”

En la medida en que todo lo que hacemos, y eso incluye cómo nos vestimos, es un reflejo de cómo nos sentimos, el estudio no hace más que confirmar lo que ya se sospechaba desde hace tiempo. Así que, si un día nos encontramos un poco bajas de ánimo, ¡nada de vaqueros!. Nuestra ropa favorita y más colorida nos ayudará a sobrellevar mejor la jornada.

Tomamos nota.

Fuente:

University of Hertfordshire (2012, March 8). Happiness: it’s not in the jeans. ScienceDaily. Retrieved April 8, 2012, from http://www.sciencedaily.com­/releases/2012/03/120308062537.htm

Ver también la página web de la profesora Karen Pine:

http://karenpine.com/

A %d blogueros les gusta esto: