Dra. Mila Cahue

Bienvenidos a mi página web profesional

Internet y la infidelidad


Mucho se está debatiendo en la actualidad sobre si el entorno de internet favorece las infidelidades. Igual que es cierto que la red se ha convertido en uno de los lugares favoritos para conocer gente nueva y encontrar pareja, también lo es el hecho de que, en algunos casos, se esté convirtiendo en el medio por el que las relaciones salten por los aires por infidelidades cibernéticas o reales.

Todas las características que son positivas y que favorecen los contactos entre personas (ser un medio rápido, infinitamente transitado y de fácil acceso), suponen una alarma bien roja para las parejas que están pasando por un momento bajo, o simplemente en las que uno de los dos miembros echa de menos el toque de infidelidad, pero está marcado (o marcada) por su pareja en cuanto a horarios de llegada a casa, gente con la que se sale, etc.

Cumpliéndose aparentemente todos los requisitos de la fidelidad (llegar a casa a la hora indicada, no salir en horarios inapropiados ni con gente conocida o desconocida… lo que suele decirse, portarse bien), el ordenador conectado a internet en cualquier habitación de la casa puede convertirse en el lugar en el que se esté produciendo una o varias infidelidades, justo delante de las narices de la otra persona.

La cosa puede empezar por engancharse a los típicos juegos de mesa a los que muchas personas dedican mucho tiempo delante de la pantalla; una vez la pareja se acostumbra a ese hábito, se comienza a navegar por páginas variadas, buscando información que se dice es relevante para alguna actividad familiar o de la pareja; cuando ésta se ha confiado, entonces se entra en chats, etc.

¿Cuándo puede uno empezar a mosquearse? Toma nota:

–       Si ves que una de las prioridades de tu pareja es sentarse delante del ordenador,  y no puede dejar pasar un solo día, o varias veces al día, sin atender a lo que ocurre detrás de la pantalla;

–       Si se queda hasta altas horas de la madrugada o si prefiere los momentos en los que puede estar completamente a solas, sin interrupciones de ningún tipo;

–       Si ves que se pone nervioso o nerviosa cuando estás cerca del ordenador y empieza a mover el ratón (normalmente minimizando ventanas, o cerrándolas), o incluso parece alterarse o sorprenderse por tu cercanía (el grado de concentración suele ser alto);

–       Si se ponen claves de acceso que restringen el poder entrar a su cuenta del ordenador;

–       O si ves que recupera la ilusión, y te consta que la causa objetiva no eres tu, o que entre ambos no se ha producido ningún cambio que explique su cambio de humor (normalmente a mejor si no tiene que ver contigo, y  a peor si haces demasiadas preguntas).

Gran parte de las infidelidades hoy en día se descubren, por mayoría apabullante a través del móvil, seguido de la lectura de correos en internet.

Una vez más, no debemos culpar a las nuevas tecnologías del hecho que se haya producido una infidelidad. Cuando las descubrimos, debemos plantearnos, principalmente, sobre qué fundamentos estamos construyendo nuestra pareja; si está fallando algo en la relación, o si simplemente estamos unidos a una persona mentirosa, o que ya no tiene hacia nosotros los sentimientos necesarios para crear vínculos de confianza, respeto y amor.

Perdonar una infidelidad es una decisión personal que depende de muchos factores y no hay un patrón aplicable a todos por igual. Pero descubrir una infidelidad, al menos, nos debe servir como factor de corrección, no ya de la relación con el otro, sino de la manera en la que estamos construyendo nuestra propia felicidad.

Colaboración de Mila Cahue para MeeticAffinity

Anuncios

Escribe tu dirección de correo electrónico para apuntarte gratis a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.841 seguidores

Bienvenidos a mi página web profesional

Map

Web of Science Core Collection: The Value of True Citation Indexing on the Path to Discovery

Museo Virtual de la Ciencia. CSIC

Efectos Ópticos

Efectos Ópticos

¿Te lo perdiste…? Léelo ahora: Qué hábitos de tu infancia debes de dejar atrás para que tu relación de pareja funcione

Primeros encuentros : lo que dicen nuestros gestos

SABER PONER A LAS EX PAREJAS EN EL LUGAR QUE LES CORRESPONDE

¿Dónde está el límite entre mi pareja y su familia?

EL AMOR: CONTROL, AUTOCONTROL O DESCONTROL

Ya te llamaré… si eso…

Potenciar lo mejor de uno mismo : La belleza es una cuestión de genética, pero tu aspecto físico depende de ti

Inteligencia Emocional. Lo importante NO es utilizar “todo” el cerebro, sino saber hacerlo “bien”

Mi CV Académico

Mi CV Profesional

Mis Libros

Mis Artículos en Prensa

Centro de Psicología Álava Reyes

Álava Reyes

Revista Clínica Contemporánea (COP Madrid)

Revista del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

Método Thinking de Psiconutrición

Busca la mejor versión de ti mismo

Sigueme en FACEBOOK

Sígueme en LINKEDIN

Sígueme en TWITTER

Sígueme en Twitter

Video: ¿Prolongamos demasiado las relaciones insatisfactorias?

Video: ¿Por qué el engañado es el último en enterarse del engaño?

Video: ¿Y si no me llama?

Video: De qué hablar y de qué NO hablar… en la primera cita

Video: El arte de SABER HACER REGALOS

Video: Encontrar la pareja ideal… ¿ideal?

Video: Aprender a manejar el RECHAZO

Video: Elegir pareja ¿tiene que salir bien a la primera?

Video: Conocer las características de internet para buscar pareja

Video: Fases para formar una relación de pareja: Introducción

Video: Fase 1: Atracción

Video: Fase 2: Incertidumbre

Video: Fase 3: Exclusividad

Video: Fase 4: Intimidad

Video: Fase 5: Compromiso

A %d blogueros les gusta esto: