Dra. Mila Cahue

Bienvenidos a mi página web profesional

Rehacer(se) el Amor: cuando uno ya se siente preparado de nuevo


Tras una ruptura o un desengaño amoroso, es normal pasar una temporada más o menos larga, en la que uno no quiere tener cerca ni la foto de una posible pareja cerca de sí. Se trata de la fase de duelo que nos sirve para incorporar, asumir y aceptar que los eventos han sido como han sido, a pesar de que nos habría gustado que sucediesen de otra manera (es decir, probablemente no haber tenido que llegar a tomar la decisión de una ruptura, o de haber sido abandonado).

Hasta que llega el momento en que el cuerpo, o más bien nuestra mente y nuestras emociones, nos empiezan a dar señales de que quizás va siendo ya la hora de darse otra oportunidad con alguien, de que estar enamorado/a no es una experiencia tan mala después de todo. Aparecen las ganas de volver a seducir y sentirse seducido, de querer sentirse especial y de encontrar a alguien único.

Y, entonces, aparece un primer temor: quizás he perdido gran parte de mi atractivo. También es normal que, mientras se hace el duelo, uno tienda a descuidarse, se olvide de darse las mechas, se abandone a ciertas comidas apetitosas que le hagan coger unos cuantos incómodos kilos, o que haya desarrollado una cierta falta de ilusión, aburrimiento o apatía, y haya que volver a integrarse en las actividades interesantes que se hacían anteriormente, o que otras personas están ya haciendo. Aunque, en realidad, lo que está pasando es que uno ha perdido la costumbre de ser mirado con deseo por otros ojos, e incluso se puede sentir perdido ante la idea de tener que gustar a alguien desconocido. En estos casos, es importante no dejar de tratarse a uno mismo como le gustaría ser tratado por alguien enamorado. No hay persona fea sino mal amada dicen algunos. Sentirse bello es más importante que serlo y nos hace infinitamente más atractivos.

He olvidado cómo se ligabueno, en estos momentos, es mejor no obsesionarse con este aspecto. Bastante tiene uno con incorporarse al mundo de los solteros como para ponerse el listón muy alto en habilidades que hace tiempo que no se practican. De momento con ser natural y una buena dosis de sentido del humor, es más que suficiente.

¿Y lo de volver a tener relaciones íntimas con alguien? Tampoco hay que preocuparse demasiado. Esto es como montar en bicicleta, nunca se olvida. Eso sí, en las primeras ocasiones es mejor tirar de pequeñas estrategias que facilitarán la situación, como una buena luz sugerente y no estridente, una buena música de fondo o una ropa especial que invite a la situación. Una vez en marcha, apenas se notará ese kilillo de más, o ese cabello de menos.

¿Y qué hago con los niños? Pues, aparte de pagar a una niñera de vez en cuando, la cuestión es si se dice o no, pues podemos encontrarnos con personas que no quieran saber nada de pequeños en sus vidas, y con otras a las que puede parecerles estupendo o no le den mayor importancia. Como es algo realmente importante, lo mejor es decirlo claramente desde el principio. Si alguien no quiere saber nada de niños, incluidos los nuestros, lo mejor es que nos olvidemos cuanto antes de esta persona. Por otro lado, surge la duda: si no salir con nadie para no imponerles a ninguna pareja nueva, o buscar a alguien para que vivan en ese equilibrio parental, para no transmitirles el difícil malabarismo de tener que ser padre y madre a la vez, renunciando a muchos aspectos de la propia personalidad.

Lo importante es no ponerse el listón demasiado alto, no creer que solamente si somos cuasiperfectos será la única manera de volver a tener pareja, y estar dispuestos a aceptar a alguien tan imperfecto como nosotros en nuestra vida.

Colaboración de Mila Cahue para MeeticAffinity

Anuncios

Escribe tu dirección de correo electrónico para apuntarte gratis a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.841 seguidores

Bienvenidos a mi página web profesional

Map

Web of Science Core Collection: The Value of True Citation Indexing on the Path to Discovery

Museo Virtual de la Ciencia. CSIC

Efectos Ópticos

Efectos Ópticos

¿Te lo perdiste…? Léelo ahora: Qué hábitos de tu infancia debes de dejar atrás para que tu relación de pareja funcione

Primeros encuentros : lo que dicen nuestros gestos

SABER PONER A LAS EX PAREJAS EN EL LUGAR QUE LES CORRESPONDE

¿Dónde está el límite entre mi pareja y su familia?

EL AMOR: CONTROL, AUTOCONTROL O DESCONTROL

Ya te llamaré… si eso…

Potenciar lo mejor de uno mismo : La belleza es una cuestión de genética, pero tu aspecto físico depende de ti

Inteligencia Emocional. Lo importante NO es utilizar “todo” el cerebro, sino saber hacerlo “bien”

Mi CV Académico

Mi CV Profesional

Mis Libros

Mis Artículos en Prensa

Centro de Psicología Álava Reyes

Álava Reyes

Revista Clínica Contemporánea (COP Madrid)

Revista del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

Método Thinking de Psiconutrición

Busca la mejor versión de ti mismo

Sigueme en FACEBOOK

Sígueme en LINKEDIN

Sígueme en TWITTER

Sígueme en Twitter

Video: ¿Prolongamos demasiado las relaciones insatisfactorias?

Video: ¿Por qué el engañado es el último en enterarse del engaño?

Video: ¿Y si no me llama?

Video: De qué hablar y de qué NO hablar… en la primera cita

Video: El arte de SABER HACER REGALOS

Video: Encontrar la pareja ideal… ¿ideal?

Video: Aprender a manejar el RECHAZO

Video: Elegir pareja ¿tiene que salir bien a la primera?

Video: Conocer las características de internet para buscar pareja

Video: Fases para formar una relación de pareja: Introducción

Video: Fase 1: Atracción

Video: Fase 2: Incertidumbre

Video: Fase 3: Exclusividad

Video: Fase 4: Intimidad

Video: Fase 5: Compromiso

A %d blogueros les gusta esto: