Dra. Mila Cahue

Bienvenidos a mi página web profesional

Permiso para EQUIVOCARSE cuando se busca pareja


En la práctica diaria de atención a vuestras consultas sobre temas de pareja, solemos encontrarnos con frecuencia que os invade un profundo sentimiento de frustración, de ira y de tristeza cuando una relación, no importa en qué estado se encontrase, ya sea inicial o un tanto asentada, parezca que esté llegando a su fin o ya se haya terminado definitivamente.

Conocer gente para encuentros fortuitos no suele presentar demasiada complicación puesto que ninguna de las partes espera ir más allá en la relación de lo que es un mero trato amistoso, sin ningún tipo de exclusividad, intimidad o compromiso. Pero cuando se está intentando tener una relación más estable hay que invertir un tiempo necesario para conocerse mejor mutuamente y, si finalmente la situación no prospera, queda una sensación de vacío y a veces de fracaso que os aconsejamos que aprendáis a reinterpretar y a manejar adecuadamente, para que no os invada la apatía o la falta de ganas para seguir intentando, no ya el conocer a más y más gente, sino para encontrar a esa persona con la que se puede ser feliz.

Para no tropezar dos veces en la misma piedra, si pensáis que estáis cometiendo más errores de los que vuestro sistema aguante, antes de lanzaros a la conquista del siguiente candidato/a, parad un momento y reflexionad donde podéis estar equivocándoos. Os sugerimos que os hagáis las siguientes preguntas y, sobre todo, que os las respondáis de forma honesta y eficaz, es decir, con soluciones que os aporten algo nuevo o mejorado a vuestra forma de acercaros a las relaciones:

       ¿sé exactamente lo que estoy buscando?

–       ¿me tomo el tiempo suficiente para analizar a la otra persona, sin juzgarla, sino valorando su compatibilidad conmigo?

–       ¿sé retirarme a tiempo, por mucho que me guste la persona, si detecto alguna característica que sé que es incompatible con mi forma de ser y de pensar?

–       cuando alguien me gusta mucho, ¿tengo en cuenta solamente lo que yo quiero y me dedico a intentar convencer por todos los medios para que el otro siga conmigo?

–       ¿sé escuchar activamente lo que el otro quiere o necesita, me guste a mi o no?

–       ¿soy capaz de ir asegurándome de que los sentimientos de la otra persona son iguales que los míos?

–       ¿he intentado cambiar en alguna ocasión a la otra persona para que fuese a mi gusto?¿me siento cómodo si el otro intenta hacer lo mismo conmigo?

–       ¿prolongo las relaciones más de lo necesario y pierdo demasiado tiempo intentando que salgan bien?

–       ¿tengo recursos suficientes para comprobar que estoy con la persona que sabe hacerme feliz?

–       ¿tengo recursos suficientes para saber mantener la chispa y el interés en la relación, independientemente del tiempo que dure?

–       ¿me gusta el juego amoroso, al principio, durante y a lo largo del tiempo o en seguida me relajo y dejo de trabajar activamente por que la relación vaya cada día a mejor?

Si habéis respondido afirmativamente a una o varias de las preguntas anteriores, no hay que sentirse culpable. En realidad, se nos ha explicado muy poco sobre cómo llevar relaciones afectivas con éxito y gran número de las que conocemos no nos parecen válidas como modelo a seguir. Por lo tanto, vamos dando un poco palos de ciego, actuando por ensayo y error, y cada uno va como puede con lo que sabe, con lo que se imagina, o con lo que es capaz de improvisar. Todos estamos intentando hacer las cosas lo mejor que sabemos pero en ocasiones lo que sabemos no es suficiente para lo que queremos.

En cualquier caso, es importante perder la pereza a la hora de buscar pareja. Para otras actividades de nuestra vida no nos importa intentar varios caminos, superar las frustraciones, y pelear hasta que conseguimos lo que queremos. Pero cuando se trata del amor, existe una idea irracional bastante generalizada sobre la importancia de dar con la persona adecuada a la primera, o a la segunda; o, como mucho, a la tercera. Pero es importante darse también permiso para intentarlo todas las veces que sea necesario, hasta que se obtenga lo que se quiere. Es más, os animamos a que sigáis intentándolo, a que no tiréis la toalla, puesto que sabemos por experiencia que lo mejor no suele se consecuencia del azar, sino del trabajo fino y consciente. ¿Qué más da lo que tardemos si finalmente lo conseguimos? Tened presente que:

–       buscar y encontrar pareja necesita desarrollar habilidades personales

–       mantener una pareja necesita desarrollar habilidades personales

–       tolerar la frustración y ser feliz necesita desarrollar habilidades personales

Adquirir estas habilidades no solamente os ayudará a conseguir vuestras metas, sino a aprender a disfrutar del camino hasta que lleguéis a ellas. Reconocer los errores y corregirlos nos permite optimizar nuestras conductas futuras.

Es mejor no dejar nuestra vida afectiva y nuestra felicidad en manos exclusivas del azar, o de otras personas, sino poner toda nuestra buena voluntad en procurarnos el tipo de relación y el tipo de vida que anhelamos desde lo más profundo de nuestro corazón. Las veces que haga falta y con una sonrisa bien grande.

Nota: la viñeta ha sido realizada por el autor argentino Quino.

Colaboración de Mila Cahue para MeeticAffinity

Anuncios

Escribe tu dirección de correo electrónico para apuntarte gratis a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.827 seguidores

Bienvenidos a mi página web profesional

Map

Web of Science Core Collection: The Value of True Citation Indexing on the Path to Discovery

Museo Virtual de la Ciencia. CSIC

Efectos Ópticos

Efectos Ópticos

¿Te lo perdiste…? Léelo ahora: Qué hábitos de tu infancia debes de dejar atrás para que tu relación de pareja funcione

Primeros encuentros : lo que dicen nuestros gestos

SABER PONER A LAS EX PAREJAS EN EL LUGAR QUE LES CORRESPONDE

¿Dónde está el límite entre mi pareja y su familia?

EL AMOR: CONTROL, AUTOCONTROL O DESCONTROL

Ya te llamaré… si eso…

Potenciar lo mejor de uno mismo : La belleza es una cuestión de genética, pero tu aspecto físico depende de ti

Inteligencia Emocional. Lo importante NO es utilizar “todo” el cerebro, sino saber hacerlo “bien”

Mi CV Académico

Mi CV Profesional

Mis Libros

Mis Artículos en Prensa

Centro de Psicología Álava Reyes

Álava Reyes

Revista Clínica Contemporánea (COP Madrid)

Revista del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

Método Thinking de Psiconutrición

Busca la mejor versión de ti mismo

Sigueme en FACEBOOK

Sígueme en LINKEDIN

Sígueme en TWITTER

Sígueme en Twitter

Video: ¿Prolongamos demasiado las relaciones insatisfactorias?

Video: ¿Por qué el engañado es el último en enterarse del engaño?

Video: ¿Y si no me llama?

Video: De qué hablar y de qué NO hablar… en la primera cita

Video: El arte de SABER HACER REGALOS

Video: Encontrar la pareja ideal… ¿ideal?

Video: Aprender a manejar el RECHAZO

Video: Elegir pareja ¿tiene que salir bien a la primera?

Video: Conocer las características de internet para buscar pareja

Video: Fases para formar una relación de pareja: Introducción

Video: Fase 1: Atracción

Video: Fase 2: Incertidumbre

Video: Fase 3: Exclusividad

Video: Fase 4: Intimidad

Video: Fase 5: Compromiso

A %d blogueros les gusta esto: